EL FARO DE LA ISLA DE ONS

Si habéis estado en Ons, seguramente habéis visitado el Faro. Este faro de más de 150 años es la referencia marítima más importante cuando nos acercamos a las costas gallegas. 

Además la «Ruta del Faro» es una de las preferidas por los visitantes de la Isla, que se acercan a conocer este Faro que sigue en funcionamiento.

La Isla de Ons pertenece al término municipal de Bueu, Pontevedra, y está considerada como una isla estratégica, como así se demuestra por los restos prehistóricos encontrados en la Isla que vienen a demostrar que desde tiempos inmemoriales la Isla de Ons estuvo habitada.

En el punto más alto de la Isla, a 128, 4 metros sobre el nivel del mar, en el Alto do Cucorno, se ubica este faro, que mira hacia el exterior de la costa pontevedresa. Uno de los pocos Faros que en la actualidad aun funcionan gracias al farero que se ocupa de su mantenimiento.

El oficio de Farero, es uno de los que la tecnología y el paso del tiempo se han empeñado hacer desaparecer, sin embargo, el Faro de la Isla de Ons, es de los pocos que continúan con la tradición manual.

Una de las atracciones de esta preciosa isla gallega es ir caminando a lo más alto, al faro. Desde el muelle se puede seguir la principal calle, primero empedrada y más adelante cementada, que nos llevará hasta la cancilla que protege el terreno donde se ubican el faro de Ons y una torre de comunicaciones militar. El paseo es cómodo porque la subida no resulta exagerada, 4 km y un desnivel de 120 metros, una ruta ideal para hacer en familia.

ARQUITECTURA DEL FARO

El faro consta de una torre octogonal adosada a un edificio de planta baja en forma de U.

En 1865 se encendió por primera vez este faro. En aquel primer momento su alcance era 31,48 kilómetros, es decir 17 millas, gracias a una lámpara que utilizaba aceite de oliva.

Posteriormente, en el año 1902 se proyectó construir el faro que hoy vemos, instalación que quedó inaugurada en 1926, con sus doce metros de altura. La torre tiene 3,70 metros de diámetro y la luz se consigue mediante a un sistema de vapor de petróleo a presión consiguiéndose un alcance de 24 millas  mediante cuatro destellos cada 24 segundos.

CONCURSO FOTOGRAFICO EN ONS

Acabamos Agosto con las fotos de los que este verano 2019 habéis disfrutado de la Isla de Ons y el Camping Isla de Ons.

Paisajes inigualables, naturaleza viva  y sobre todo experiencias que habéis compartido y vivido en la Isla de Ons es lo que podemos ver en vuestras fotos.

Disfrutar del Camping Isla de Ons, se convierte en algo fácil, por su entorno, playas, senderos y sobre todo mucha alegría es el resumen de estas vacaciones.

Muchas gracias a @yovannaotero , @vagamundasinparar y @paula_bpinheiro por vuestras bonitas fotos. 

ONS, UNA ISLA CON CARACTER

Puede que conozcas la Isla de Ons, pero su carácter personal es lo más auténtico y difícil de conocer. Sería necesario permanecer en la Isla años para impregnarnos de esta forma de ser tan peculiar, y maravillosa interactuando totalmente con la flora y la fauna de la Isla, siendo la propia naturaleza la mayor riqueza que puede desear el isleño.

El vivir en una isla limita las relaciones personales, las relaciones comerciales, y sobre todo la forma de afrontar la vida, la relación con la naturaleza, flora y fauna.

Un hecho importante, en el que a veces no pensamos, es la solución a problemas médicos.  Con medios rudimentarios como eran las barcas, cuando alguien enfermaba de gravedad debía, debía ser llevada a la zona peninsular, seguramente entre lo rudimentario del medio y el oleaje, pocas veces se llegaba a tiempo. Por suerte esto ha cambiado mucho, pero hace suponer como el isleño «se buscaba la vida para tener todas sus necesidades cubiertas»

Durante siglos en la Isla de Ons, las mujeres eran las encargadas de dar los remedios y sanaciones, casi siempre basada en la utilización de hierbas medicinales.  Las rudas mujeres, además de encargarse de la casa y del cuidado de los hijos, eran expertas en tratados de ciencia y magia.

Usando a la propia naturaleza las mujeres conseguían un gran porcentaje de curación. De esta forma también proliferaron, las curanderas, que además de hierbas, adornaban sus curaciones con toques de magia y leyenda.

Lo que está claro es que la Isla de Ons en rica en leyendas, pero también en plantas medicinales que han mantenido la salud de sus habitantes durante siglos.

Entre las plantas más utilizadas en la isla para la practica medicinal se encuentran :

-Ajo, anís, barbas de maíz, cunchelos, eucalipto, fento, estramonio, hierbaluisa, romero, malva, etc.

La naturaleza provee a los isleños de lo que puedan necesitar, incluso de las medicinas naturales.

La leyenda del Buraco do Inferno

Son muchas las razones para visitar la isla de Ons, su paisaje, su gastronomía, sus gentes, etc, pero además Ons es una Isla rodeada de magia y leyendas. Una de estas leyendas nace de la caprichosa forma de la roca que a modo de pozo conecta la parte alta de la Isla con el mar, dando lugar a sonidos que siempre fueron interpretados desde el punto de vista de la tradición gallega y sus leyendas.

Dónde se sitúa El buraco do Inferno.

En esta pequeña Isla del Atlántico están sumamente arraigadas tradiciones y leyendas gallegas, entre las más conocidas la “Santa Compaña”, la orografía de la Isla ayuda a fomentar estar leyendas, sin ir más lejos, es conocido por todos los habitantes de la Isla, y un reclamo para el visitante, el Buraco do Inferno, una grieta vertical a modo de pozo, que conecta directamente con el mar, con una caída de más de ochenta metros por paredes escarpadas.

Cargada de leyendas y supersticiones como el resto de la isla, que durante mucho tiempo estuvo aislada. Cuentan, que en días de temporal se oyen los gritos y gemidos de las almas que se llevó el diablo.

Cerca se encuentra una gran cruz blanca que recuerda a un guardamarina que resbalo en el borde y cayó al interior. El lugar está protegido para que nadie se acerque demasiado.

Llegamos al Buraco do Infierno caminando por la ruta sur de la Isla de Ons, tras haber pasado por las playas dos Cans y Pereiro, comenzaremos una ascensión rodeados de pinos autóctonos, hasta que nos colocamos en lo alto de la isla, en un muro que nos protege de caer al “Buraco” divisando el mar. Las vistas desde la zona son extraordinarias, y si nos asomamos al pozo, el vértigo es impresionante. Al final del pozo, como no podía ser de otra forma, nos espera el mar.

¿Por qué se llama Buraco do Inferno?

La forma de esta grieta que baja directamente al mar, ha sido el origen de este nombre. La concavidad produce un efecto sonoro, que durante años aterró a los habitantes de la isla y marineros.

Cuando las olas y el viento golpean las paredes de la cavidad rocosa y escarpada, se produce un sonido muy peculiar y similar a gritos y sollozos.

En una Isla como Ons, durante mucho tiempo aislada, fue interpretado como los gritos y gemidos de las almas que habitan en el infierno, para los habitantes de la isla, y los marineros que se acercaban a Ons, este lugar era la conexión directa con el infierno, por tanto un lugar tan misterioso como maldito.

A pesar de la belleza del lugar conociendo la leyenda, es imposible no sentir un escalofrío, además apoyado por la visión de una Gran Cruz de color blanco que recuerda al guardamarina que perdió la vida al caer por la grieta, todo ello refuerza la leyenda del Buraco do Infierno.

Sin duda, es uno de los lugares más rodeados de leyendas y misterio, que te animamos a descubrir en la Isla de Ons.