En la isla de Ons existen muchas leyendas que se entremezclan con las creencias y tradiciones populares de Galicia. Y es que el aislamiento y la falta de servicios han generado una cultura popular única, donde destaca el conocimiento sobre plantas medicinales, pero también la creencia en mitos y supersticiones.

La Santa Compaña (procesión de almas en pena que anuncian la muerte) es un buen ejemplo del arraigo que tiene algunas supersticiones. Se dice en que en Ons entra por punta Centolo -proveniente de Noalla- y que tras dejar aviso desaparece por el cementerio.

Otra de las más comunes es el mal de ojo. En Ons se dice que para echar mal de ojo a alguien hay que ir a Beluso, traer un sapo, meterle un trozo de ropa de esa persona en la boca y conjurarlo. Para esto hay que ir a la playa, hacer 18 bolas de algas, poner mitad a la derecha y la otra mitad a la izquierda, tirar al mar las nueve de la derecha recitando «Ondas do mar sagrado / Tirame o aire de morto / de vivo ou escomulgado», y luego dejar secar en la lareira de casa las otras nueve, para acabar tirándolas en el mar.

Buraco do Inferno

También se dice que en el Buraco do Inferno (una sima de 5 metros de diámetro y 40 de profundidad situada en el sur) se oyen los lamentos de las almas que sufren tormento por sus pecados, unos lamentos que se oyen cuando hay vendaval y cuyo origen está en el golpeo del mar contra la roca y el sonido de los araos que anidaban en su interior. Además, la leyenda del toro dice que un astado con cuernos de oro nos protege del “mundo de los muertos”.

 

Previous reading
Sello Starlight en la Isla de Ons
Next reading
El mejor pulpo de Ons